Categoría: Accidentes con fallecidos

Indemnización a favor de los familiares del conductor fallecido a pesar de haber dado positivo en alcohol y drogas

Imagino que habrán sido muchas las personas a las que ni siquiera se les ha pasado por la imaginación, reclamar al seguro del vehículo que conducía su esposo, hijo, o familiar, cuando la culpa del accidente ha sido en exclusiva del conductor fallecido, por haber dado positivo en alcohol y/o drogas tóxicas.

Este fue el caso de Sandra,  acudió a nuestras oficinas para que le gestionásemos los trámites de la herencia de su difunto esposo, acababa de quedarse viuda y con dos hijos menores de edad, y cuando nos comentó las circunstancias del accidente, nos dimos cuenta de que podíamos ayudarla también en tramitar la indemnización derivada del mismo.

Juan había fallecido en el término municipal de Loja, salía de trabajar, había parado a tomar unas copias  con sus compañeros de trabajo, y al volver a su domicilio por un camino rural, se salió de la vía, falleciendo en el acto. El atestado de la Guardia Civil determinó que el accidente se debió a la culpa exclusiva del conductor, ya que dio positivo en alcohol, arrojando un resultado de 1, 63 g/l  en sangre y también positivo en drogas tóxicas. Ni que decir tiene que la compañía de seguros, rechazó hacerse cargo de indemnizar a la esposa e hijos del fallecido, pues si bien tenía contratado un seguro de accidentes del conductor, que cubría la cantidad de 30.000e por fallecimiento, se excluía “el accidente del conductor debido a tasas de alcohol superiores a la permitida, de drogas o tóxicos o estupefacientes o psicotrópicos”.

Al solicitar la póliza a nuestra cliente, nos resultó extraño que la misma no estuviera firmada por el tomador, así que solicitamos un duplicado a la compañía e igualmente carecía de firma.

Es una práctica muy común en los mediadores y gestores de seguros, cuando contratas un seguro de automóvil,  mandarte un duplicado de la póliza por correo electrónico, suscrita o firmada por la compañía y le indican al tomador-asegurado que debe devolverla firmada, pero en la práctica, por las circunstancias que sean, normalmente dejadez, no se cumple este trámite, sin que la compañía vuelva a requerirte, cargándote en cuenta los recibos anuales del seguro con normalidad.

Este tipo de cláusulas que excluyen indemnizaciones para el conductor fallecido en caso de superar las tasas de alcohol permitidas, requieren, según sentencias de nuestro Tribunal Supremo, que la cláusula de exclusión, al ser LIMITATIVA, resulte resaltada en negrita o de forma especial en el condicionado particular de la póliza, y que conste específicamente aceptada por escrito, formalidades que resultan esenciales para comprobar que el asegurado tuvo un exacto conocimiento del riesgo cubierto.

En este caso, la cláusula ni estaba resaltada de forma especial en la póliza, ni estaba firmada, motivo por el cual a Sandra, después de presentar la correspondiente demanda judicial, se le reconoció el derecho a cobrar la indemnización por importe de 30.000 euros, establecida en el seguro de accidentes del conductor.

Por eso siempre te animamos a consultarnos, no des por perdida tu reclamación sin que antes hayamos estudiado tu caso minuciosamente.

Indemnización a los familiares de fallecido en accidente de tráfico

Noelia fue atropellada en el Paseo Marítimo de Torremolinos, cuando paseaba tranquilamente en un descanso de su trabajo, en el momento que cruzaba por un paso de peatones. Fue trasladada al servicio de urgencias hospitalarias en estado muy grave, ya que desgraciadamente sufrió traumatismo craneoencefálico, y finalmente a los 18 días falleció.

A continuación os explicamos la indemnización que corresponde a cada uno de sus familiares y que finalmente la compañía asegurada tuvo que abonar:

1º.- AL CONYUGE VIUDO:

  • Al cónyuge viudo, le corresponde una cantidad fija de 90.000 euros, por llevar hasta 15 años de convivencia con la víctima y ser la edad de Noelia de 65 años.
  • El cónyuge percibió una cantidad adicional de 15.000 euros, pues recibe 1.000 euros por cada año adicional de convivencia con la víctima, que supere los 15 años, y llevaban casados 30 años.
  • Además recibió 400 euros en concepto de gastos sin necesidad de justificación tras el fallecimiento.
  • Y por último y a consecuencia del grado de minusvalía previo del cónyuge, (45%), “discapacidad física o psíquica del cónyuge previa o a resultas del accidente”, se incrementó su indemnización básica en un 45%, recibiendo por minusvalía el importe de 47.250 e.
  • El cónyuge además percibió un 25% en concepto de perjuicio excepcional concurrente, pues Dª Noelia se ocupaba del cuidado del familiar que convivía con ellos, y por su fallecimiento tuvieron que contratar a una persona para tal fin, con lo cual la base de su indemnización se incrementó un 25%: 38.062,5 e
    IMPORTE TOTAL RECIBIDO POR EL CÓNYUGE VIUDO: 190.712,5 e

2º.- A LOS HIJOS:

En nuestro caso Noelia tenía tres hijos, de 28, 35 y 37 años de edad, sin convivencia con la víctima e independientes económicamente, percibiendo cada uno la cantidad fija de 20.000 euros, más otros 400 euros por gastos sin necesidad de justificación.

3º. ALLEGADA:

Con la fallecida, convivía su tía Francisca, desde hacía más de cinco años, en el mismo domicilio, pues tenía 92 años y era semidependiente, por lo que precisaba vivir con sus familiares que la atendían, percibiendo la allegada la cantidad de 10.000 euros como consecuencia del fallecimiento de Noelia.

4º.- OTROS CONCEPTOS:

  • También se abonó a los herederos (cónyuge e hijos), la cantidad de 100 euros, por cada día que permaneció Noelia en la UCI hasta su fallecimiento, siendo un total de 18 días, por tanto 1.800 euros.
  • Igualmente se ha reclamado a la compañía,una indemnización por lucro cesante o beneficios dejados de obtener por la fallecida que trabajaba en un negocio de peluquería, pero hasta la fecha no hemos zanjado el cuantum indemnizatorio, por discordancias con la aseguradora, que como siempre quiere pagar nada o lo menos posible.

Os hemos contado el caso de Dª Noelia, pero los conceptos que incluye la indemnización por fallecimiento son múltiples y variados, cuando una persona fallece, cada familia y sus circunstancias son únicas, tenemos que entrevistarnos con vosotros, con todos los miembros de la familia, saber vuestras edades, si conviváis o no con la víctima, si tenéis ingresos propios, si sois o no familiares únicos en vuestra rama, si la víctima estaba embarzada, si tenéis algún grado de discapacidad o minusvalía reconocido…etc etc.


Para que la indemnización que os corresponda por fallecimiento de vuestro ser querido sea la que os corresponde, tenemos que ser minuciosos y conocer todos los aspectos de vuestra familia que son baremables según las tablas aprobadas por la Ley 35/2015 y exigir su pago a la compañía culpable ya sea judicial o extrajudicialmente.

Cuando tiene lugar la muerte de una persona en un accidente de tráfico, la compañía aseguradora que cubría al causante y culpable del accidente, pone al frente para la negociación del siniestro a uno de sus tramitadores-inspectores, que si bien van a ser muy cautelosos en el trato con la familia, su interés primordial es pagar “nada o lo menos posible”.

En nuestro caso, la compañía cuestionó hasta la propia culpa de la víctima, la cual se encontraba cruzando tranquilamente un paso de peatones, por llevar unos casquitos puestos con los que escuchaba música, para así intentar derivar la culpabilidad hacia la propia víctima y no pagar nada a sus familiares, aunque finalmente si estás bien asesorado y representado la aseguradora “claudicará”, y abonará lo que le corresponde, en la mayoría de los casos sin ser necesario acudir a juicio.

Paralelamente a la tramitación de la indemnización y a requerimiento de los familiares de Noelia, hemos ejercido acusación particular contra el causante del atropello y por tanto de su muerte, puesto que el conductor conducía a velocidad inadecuada por el paseo marítimo de Torremolinos y puede resultar finalmente condenado por un delito de homicidio por imprudencia grave del artículo 142 del vigente Código Penal.

El resarcimiento económico no es el que tranquiliza a la familia, normalmente alcanzan mayor serenidad al saber que el culpable de la muerte de su ser querido va a ser enjuiciado por el delito cometido, y de eso también nos encargamos en Uniac Tráfico, es decir de la tramitación de las Diligencias Previas en el Juzgado de Instrucción competente, así como del procedimiento seguido en el Juzgado de lo Penal o Audiencia Provincial hasta la condena del causante del fallecimiento.

WhatsApp whatsapp