Categoría: Indemnizaciones

Accidentes con niños en el coche: sillas de coche para bebé involucradas en un accidente de tráfico

Es una práctica muy habitual, si has sufrido un accidente de tráfico con tu vehículo en el que viajaban tus hijos,  no proceder a  sustituir por otras nuevas las sillas de tus hijos, si no han tenido daños aparentes, y esto  es un grave error, porque LOS ASIENTOS DE BEBÉ INVOLUCRADOS EN ACCIDENTES DE TRÁFICO de intensidad moderada, DEBEN SER DESECHADOS SIEMPRE”, así que la compañía de seguros del causante del accidente debe abonarlas, si bien no su importe en su totalidad, al menos un porcentaje en función de la depreciación que haya sufrido por el paso de los años desde que las adquiriste.

No es un capricho, es por la seguridad de tus hijos, pues las sillas, aunque no presenten roturas, siempre que suceda un accidente importante en los que se activen airbags como ocurre en muchos casos, (o incluso aunque estos no se activen), la energía que absorbe el vehículo, que recibe el impacto trasero, lateral o frontal suele ser bastante grande, como para que el poliexpán de las sillas tenga que actuar.

De hecho, todos los fabricantes de sillas en sus manuales de instrucciones siempre indican que las sillas implicadas en un accidente de tráfico deben ser sustituidas. No se trata de que la silla se rompa sino de que el poliexpán (corcho blanco) que es el material de relleno, se encarga de absorber la energía que se disipa en el accidente impidiendo que pase al niño, pero sólo puede hacerlo una vez, no siendo eficaz en posteriores accidentes.

Es importante cuando has sufrido un accidente  y viajabas con niños, que los lleves al servicio de urgencias, aunque ellos se encuentren bien, para que los examinen y les hagan las pruebas de reconocimiento que descarten cualquier tipo de lesión, además deberás tenerlos en observación durante 48 horas, y acudir de inmediato si presentan vómitos, cefaleas, se marean, tienen alteración de la marcha o bien duermen de manera anómala.

Por tanto cuando gestionamos con la compañía aseguradora el importe de la indemnización que te corresponde por tus lesiones y secuelas, también reclamaremos las de tus hijos, y en su caso, el importe de sustitución de las sillas por otras nuevas, homologadas, debiendo desechar las antiguas para seguridad de los niños.

Uniac Tráfico Málaga
Abogados Accidentes Tráfico Málaga

Estamos situados en pleno centro de Málaga, Calle Esperanto, 4 (Entreplanta) C.P 29007, Málaga.
Teléfonos: 951 24 73 27 / 606 33 49 46
e-Mail: info@uniactrafico.es

OFERTA MOTIVADA: DE 2.200€ a 48.916€. De vueltas con la HIPOACUSIA POSTRAUMATICA

No entendemos porque a las compañías de seguros les cuesta tanto aceptar que un accidente de tráfico  en el que el lesionado sufre un latigazo cervical. También puede venir acompañado de problemas auditivos, incluso  aunque los daños materiales de los vehículos implicados no hayan sido de consideración.

Esto es lo que nos ha pasado con Álvaro, vino a nuestras oficinas desesperado, había sufrido accidente por alcance trasero, iba de ocupante en el vehículo y golpeó con su cabeza el salpicadero en el momento del impacto. En el servicio de urgencias fue diagnosticado de “latigazo cervical”. Aunque desde el principio notó molestias en el oído derecho, eran como ruidos, zumbidos en el oído. Lo comentó con su anterior letrada, la cual ni se molestó en derivarlo a un otorrino, e igualmente lo consultó con su traumatólogo el cual tampoco le dio importancia. La cuestión es que iban transcurriendo los días y Álvaro empezó a notar pérdida auditiva,  al principio muy leve, pero aumentando progresivamente.

Recibió una primera oferta  económica de indemnización de la compañía causante del accidente, obviamente, solo le contemplaba el latigazo cervical, por importe de 2.200 euros, oferta que su anterior letrada prácticamente le forzaba a aceptar porque era, según su criterio, lo que le correspondía percibir por sus lesiones.

Álvaro vino a nuestras oficinas a pedirnos consejo, nos hicimos cargo de asesorarle, lo derivamos a un otorrino y se hizo pruebas de audiometría en  GAES, en las que le diagnosticaron de pérdida auditiva de carácter leve.  Tras los primeros contactos con la compañía aseguradora obligada a indemnizar, conseguimos que se le reconociera la secuela de hipoacusia postraumática, y le hicieron una segunda oferta motivada, por importe de 6.760, 67 euros.

Obviamente la rechazamos, preparamos todos los informes del lesionado, lo derivamos a nuestro perito médico para que lo examinara, y le realizaron segunda prueba de audiometría que determinó que la pérdida había avanzado, ya era moderada.

Finalmente tras las oportunas negociaciones hemos conseguido que Álvaro sea indemnizado en la cuantía que realmente le corresponde: 48.916, 49 euros, ya que la compañía se hace cargo de abonarle la secuela de hipoacusia postraumática, y el importe de los audífonos que va a precisar durante su vida.

Os animamos a que en casos similares no dejéis de reclamar, las compañías siempre van a ofreceros menos de lo que os corresponde,  pero con el asesoramiento adecuado y si es necesario demandando ante los tribunales, os podemos ayudar a conseguir la indemnización que realmente os corresponde.

Ofertas motivadas

¿Tributan las indemnizaciones percibidas por accidentes de tráfico?

La indemnización que abona la aseguradora culpable del accidente de tráfico al lesionado está EXENTA de tributar en la declaración de la Renta, siempre que concurran determinadas circunstancias que a continuación os explicamos.

El artículo 37 de la Ley de IRPF, es el que regula la tributación de las indemnizaciones. La norma establece que “estarán exentas de tributar las indemnizaciones de tráfico percibidas siempre que estén dentro de la cuantía legalmente establecida o de la judicialmente marcada por un Juez”. 

Pueden por tanto darse dos situaciones:

  1. Indemnización que recibe el lesionado, habiendo alcanzado un acuerdo “extrajudicial” con la compañía de seguros: está EXENTA de tributar en la Declaración de la Renta, siempre que la cuantía recibida coincida con los límites legales (lo más habitual), es decir que el importe esté calculado conforme al Baremo de indemnizaciones aprobado por la Ley reguladora de esta materia.
    Y si la cantidad que recibe el lesionado supera esos límites (situación que prácticamente no se da, porque la aseguradora no paga al lesionado más de lo que le corresponde por el baremo legal), entonces la cuantía que excediera del límite legal, fijado en el Baremo,  tendría que tributar, como ganancia patrimonial.

    Las cuantías que deben recibirse en concepto de indemnización por accidente de tráfico están reguladas en la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de daños y perjuicios a las personas en accidentes de circulación.
  2. Indemnización por decisión judicial. En el caso de que no hayas alcanzado un acuerdo con la compañía de seguros, y hayas tenido que presentar demanda en el Juzgado, y finalmente sea el Juez el que determine la cuantía que has de recibir por tus lesiones, en ese caso la cuantía de la indemnización está exenta de tributar en la Renta.


EXCEPCIONES A LA NORMA


Además del caso antes referido, es decir, que la cuantía de la indemnización supere el límite legal, hay otro supuesto en que la indemnización si tributa, y es cuando se abonan indemnizaciones VITALICIAS, que se pagan a lo largo de la vida del lesionado.

Cuando una indemnización se cobra en forma de renta vitalicia si habrá que tributar por ella, en concreto se integrará ese dinero como un rendimiento de trabajo, junto a la nómina y tributará al tipo general de la renta.

En conclusión; es lógico que las indemnizaciones estén exentas de tributar, pues compensan una pérdida, no hay lucro del lesionado, pues solo recibe la cantidad que le corresponde en función del daño sufrido como consecuencia del accidente.

WhatsApp whatsapp