Categoría: Casos reales

OFERTA MOTIVADA: DE 2.200€ a 48.916€. De vueltas con la HIPOACUSIA POSTRAUMATICA

No entendemos porque a las compañías de seguros les cuesta tanto aceptar que un accidente de tráfico  en el que el lesionado sufre un latigazo cervical. También puede venir acompañado de problemas auditivos, incluso  aunque los daños materiales de los vehículos implicados no hayan sido de consideración.

Esto es lo que nos ha pasado con Álvaro, vino a nuestras oficinas desesperado, había sufrido accidente por alcance trasero, iba de ocupante en el vehículo y golpeó con su cabeza el salpicadero en el momento del impacto. En el servicio de urgencias fue diagnosticado de “latigazo cervical”. Aunque desde el principio notó molestias en el oído derecho, eran como ruidos, zumbidos en el oído. Lo comentó con su anterior letrada, la cual ni se molestó en derivarlo a un otorrino, e igualmente lo consultó con su traumatólogo el cual tampoco le dio importancia. La cuestión es que iban transcurriendo los días y Álvaro empezó a notar pérdida auditiva,  al principio muy leve, pero aumentando progresivamente.

Recibió una primera oferta  económica de indemnización de la compañía causante del accidente, obviamente, solo le contemplaba el latigazo cervical, por importe de 2.200 euros, oferta que su anterior letrada prácticamente le forzaba a aceptar porque era, según su criterio, lo que le correspondía percibir por sus lesiones.

Álvaro vino a nuestras oficinas a pedirnos consejo, nos hicimos cargo de asesorarle, lo derivamos a un otorrino y se hizo pruebas de audiometría en  GAES, en las que le diagnosticaron de pérdida auditiva de carácter leve.  Tras los primeros contactos con la compañía aseguradora obligada a indemnizar, conseguimos que se le reconociera la secuela de hipoacusia postraumática, y le hicieron una segunda oferta motivada, por importe de 6.760, 67 euros.

Obviamente la rechazamos, preparamos todos los informes del lesionado, lo derivamos a nuestro perito médico para que lo examinara, y le realizaron segunda prueba de audiometría que determinó que la pérdida había avanzado, ya era moderada.

Finalmente tras las oportunas negociaciones hemos conseguido que Álvaro sea indemnizado en la cuantía que realmente le corresponde: 48.916, 49 euros, ya que la compañía se hace cargo de abonarle la secuela de hipoacusia postraumática, y el importe de los audífonos que va a precisar durante su vida.

Os animamos a que en casos similares no dejéis de reclamar, las compañías siempre van a ofreceros menos de lo que os corresponde,  pero con el asesoramiento adecuado y si es necesario demandando ante los tribunales, os podemos ayudar a conseguir la indemnización que realmente os corresponde.

Ofertas motivadas

Indemnización a los familiares de fallecido en accidente de tráfico

Noelia fue atropellada en el Paseo Marítimo de Torremolinos, cuando paseaba tranquilamente en un descanso de su trabajo, en el momento que cruzaba por un paso de peatones. Fue trasladada al servicio de urgencias hospitalarias en estado muy grave, ya que desgraciadamente sufrió traumatismo craneoencefálico, y finalmente a los 18 días falleció.

A continuación os explicamos la indemnización que corresponde a cada uno de sus familiares y que finalmente la compañía asegurada tuvo que abonar:

1º.- AL CONYUGE VIUDO:

  • Al cónyuge viudo, le corresponde una cantidad fija de 90.000 euros, por llevar hasta 15 años de convivencia con la víctima y ser la edad de Noelia de 65 años.
  • El cónyuge percibió una cantidad adicional de 15.000 euros, pues recibe 1.000 euros por cada año adicional de convivencia con la víctima, que supere los 15 años, y llevaban casados 30 años.
  • Además recibió 400 euros en concepto de gastos sin necesidad de justificación tras el fallecimiento.
  • Y por último y a consecuencia del grado de minusvalía previo del cónyuge, (45%), “discapacidad física o psíquica del cónyuge previa o a resultas del accidente”, se incrementó su indemnización básica en un 45%, recibiendo por minusvalía el importe de 47.250 e.
  • El cónyuge además percibió un 25% en concepto de perjuicio excepcional concurrente, pues Dª Noelia se ocupaba del cuidado del familiar que convivía con ellos, y por su fallecimiento tuvieron que contratar a una persona para tal fin, con lo cual la base de su indemnización se incrementó un 25%: 38.062,5 e
    IMPORTE TOTAL RECIBIDO POR EL CÓNYUGE VIUDO: 190.712,5 e

2º.- A LOS HIJOS:

En nuestro caso Noelia tenía tres hijos, de 28, 35 y 37 años de edad, sin convivencia con la víctima e independientes económicamente, percibiendo cada uno la cantidad fija de 20.000 euros, más otros 400 euros por gastos sin necesidad de justificación.

3º. ALLEGADA:

Con la fallecida, convivía su tía Francisca, desde hacía más de cinco años, en el mismo domicilio, pues tenía 92 años y era semidependiente, por lo que precisaba vivir con sus familiares que la atendían, percibiendo la allegada la cantidad de 10.000 euros como consecuencia del fallecimiento de Noelia.

4º.- OTROS CONCEPTOS:

  • También se abonó a los herederos (cónyuge e hijos), la cantidad de 100 euros, por cada día que permaneció Noelia en la UCI hasta su fallecimiento, siendo un total de 18 días, por tanto 1.800 euros.
  • Igualmente se ha reclamado a la compañía,una indemnización por lucro cesante o beneficios dejados de obtener por la fallecida que trabajaba en un negocio de peluquería, pero hasta la fecha no hemos zanjado el cuantum indemnizatorio, por discordancias con la aseguradora, que como siempre quiere pagar nada o lo menos posible.

Os hemos contado el caso de Dª Noelia, pero los conceptos que incluye la indemnización por fallecimiento son múltiples y variados, cuando una persona fallece, cada familia y sus circunstancias son únicas, tenemos que entrevistarnos con vosotros, con todos los miembros de la familia, saber vuestras edades, si conviváis o no con la víctima, si tenéis ingresos propios, si sois o no familiares únicos en vuestra rama, si la víctima estaba embarzada, si tenéis algún grado de discapacidad o minusvalía reconocido…etc etc.


Para que la indemnización que os corresponda por fallecimiento de vuestro ser querido sea la que os corresponde, tenemos que ser minuciosos y conocer todos los aspectos de vuestra familia que son baremables según las tablas aprobadas por la Ley 35/2015 y exigir su pago a la compañía culpable ya sea judicial o extrajudicialmente.

Cuando tiene lugar la muerte de una persona en un accidente de tráfico, la compañía aseguradora que cubría al causante y culpable del accidente, pone al frente para la negociación del siniestro a uno de sus tramitadores-inspectores, que si bien van a ser muy cautelosos en el trato con la familia, su interés primordial es pagar “nada o lo menos posible”.

En nuestro caso, la compañía cuestionó hasta la propia culpa de la víctima, la cual se encontraba cruzando tranquilamente un paso de peatones, por llevar unos casquitos puestos con los que escuchaba música, para así intentar derivar la culpabilidad hacia la propia víctima y no pagar nada a sus familiares, aunque finalmente si estás bien asesorado y representado la aseguradora “claudicará”, y abonará lo que le corresponde, en la mayoría de los casos sin ser necesario acudir a juicio.

Paralelamente a la tramitación de la indemnización y a requerimiento de los familiares de Noelia, hemos ejercido acusación particular contra el causante del atropello y por tanto de su muerte, puesto que el conductor conducía a velocidad inadecuada por el paseo marítimo de Torremolinos y puede resultar finalmente condenado por un delito de homicidio por imprudencia grave del artículo 142 del vigente Código Penal.

El resarcimiento económico no es el que tranquiliza a la familia, normalmente alcanzan mayor serenidad al saber que el culpable de la muerte de su ser querido va a ser enjuiciado por el delito cometido, y de eso también nos encargamos en Uniac Tráfico, es decir de la tramitación de las Diligencias Previas en el Juzgado de Instrucción competente, así como del procedimiento seguido en el Juzgado de lo Penal o Audiencia Provincial hasta la condena del causante del fallecimiento.

WhatsApp whatsapp